Qu? es una mesa electoral

  • ?Qui?nes forman parte de una Mesa Electoral?

    La Mesa Electoral forma parte de la Administraci?n electoral, junto con las Juntas Electorales.

    Est? compuesta por tres ciudadanos -un Presidente de Mesa y dos Vocales- elegidos por sorteo entre las personas censadas en una secci?n electoral, que sean menores de setenta a?os y sepan leer y escribir, si bien a partir de los sesenta y cinco a?os se puede renunciar en el plazo de siete d?as.

    El Presidente debe tener el t?tulo de Bachiller o el de Formaci?n Profesional de segundo grado o subsidiariamente el de Graduado Escolar o equivalente.

    Adem?s de la presidencia y las vocal?as, pueden asistir a los actos de la mesa y participar, con voz pero sin voto, en sus deliberaciones, las personas interventoras y, en su caso, las personas apoderadas que hayan nombrado los partidos que presenten candidaturas en la circunscripci?n.

    M?s informaci?n:

  • ?Qu? pasa si no me presento en la Mesa de la que debo formar parte?

    Los cargos de Presidente y Vocal de las mesas Electorales son obligatorios. No pueden ser desempe?ados por quienes se presenten como candidatos.

    El Presidente, Vocales y Suplentes que no acudan a desempe?ar sus funciones incurrir?n en pena de prisi?n de tres meses a un a?o o multa de seis a veinticuatro meses.

    La designaci?n como Presidente y Vocal de las Mesas debe ser notificada, con la notificaci?n se entregar? un Manual de Instrucciones para los Miembros de las Mesas Electorales supervisado por la Junta Electoral Central y aprobado por Acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andaluc?a. 

    Quienes hayan sido designados Presidentes y Vocales de las Mesas, disponen de un plazo de siete d?as para alegar ante la Junta Electoral de Zona causa justificada y documentada que les impida la aceptaci?n del cargo. La Junta resuelve sin ulterior recurso en el plazo de cinco d?as y comunica, en su caso, la sustituci?n producida al primer suplente. 

    Si posteriormente, cualquiera de los designados estuviera en imposibilidad de acudir al desempe?o de su cargo, debe comunicarlo a la Junta Electoral de Zona, al menos 72 horas antes del d?a de las elecciones, aportando las justificaciones pertinentes. 

    Si el impedimento sobreviene despu?s de ese plazo, el aviso a la Junta habr? de realizarse de manera inmediata y, en todo caso, antes de la hora de constituci?n de la Mesa. En tales casos, la Junta comunica la sustituci?n al correspondiente suplente, si hay tiempo para hacerlo, y procede a nombrar a otro, si fuera preciso. 

    Las personas que sean nombradas miembros de mesas y no disfruten de descanso semanal el d?a de las elecciones y acrediten la condici?n de miembros de mesa electoral o de interventores, tienen derecho a disfrutar de un permiso retribuido correspondiente a la jornada completa de dicho d?a y a la reducci?n de cinco horas de la jornada laboral del d?a posterior a las elecciones, asimismo con derecho a retribuci?n. Dichos permisos, de car?cter no recuperable, ser?n retribuidos por la empresa una vez justificada la actuaci?n como miembro de mesa o interventor. 

    La Junta Electoral Central ha dictado la Instrucci?n 6/2011, de interpretaci?n del art?culo 27.3 de la Ley Org?nica del R?gimen Electoral General, sobre impedimentos y excusas justificadas para los cargos de Presidente y Vocal de las Mesas Electorales.

    La relaci?n de los supuestos incluidos en esta Instrucci?n se lleva a cabo por v?a de ejemplo y no debe por tanto considerarse exhaustiva. No se detallan en la misma los supuestos legales de excusa por inelegibilidad (art?culos 6 y 154  Ley Org?nica 5/1985, de 19 de junio, del R?gimen Electoral General) ni los restantes casos en que la Ley indica directamente la condici?n de incompatibilidad con el desempe?o de las funciones propias de las mesas electorales (por ejemplo, art?culo 27.1  Ley Org?nica 5/1985, de 19 de junio, del R?gimen Electoral General).

    Seg?n la Instrucci?n referida, se  pueden considerar gen?ricamente las siguientes causas de excusa:

    A.- Causas relativas a la situaci?n personal del miembro designado de la mesa electoral.

    1. Deben entenderse como causas personales que en todo caso justifican, por s? solas, que el miembro designado de una mesa electoral sea relevado del desempe?o del cargo:
      1. ? Ser mayor de 65 a?os y menor de 70 (art?culo 26.2  Ley Org?nica 5/1985, de 19 de junio, del R?gimen Electoral General).
      2. ? La situaci?n de discapacidad, declarada de acuerdo con el art?culo 7 de la Ley 13/1982, de integraci?n Social de Minusv?lidos.
      3. ? La condici?n de pensionista de incapacidad permanente absoluta y gran invalidez, declarada de acuerdo con el art?culo 137 y concordantes de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS).
      4. ? La situaci?n de incapacidad temporal para el trabajo (art?culo 128.1 LGSS), acreditada mediante la correspondiente baja m?dica.
      5. ? La gestaci?n a partir de los seis meses de embarazo y el per?odo correspondiente de descanso maternal sea subsidiado o no por la Seguridad Social [art?culo 45.1.d) Estatuto de los Trabajadores (ET) y art?culo 133.bis y concordantes LGSS]. Estos supuestos deber?n acreditarse mediante certificado m?dico o, en el caso del per?odo de descanso por maternidad subsidiado, mediante copia del escrito de su reconocimiento.
      6. ? El internamiento en centros penitenciarios o en hospitales psiqui?tricos, lo que se acreditar? mediante certificaci?n de los responsables de los mismos.
    2. Son causas personales que pueden justificar la excusa del miembro designado de una mesa electoral, atendiendo a las circunstancias de cada caso que corresponde valorar a la Junta Electoral de Zona:
      1. ? La lesi?n, dolencia o enfermedad f?sica o ps?quica que, aunque no haya dado lugar a una declaraci?n de incapacidad para el trabajo, impida ejercer las funciones de miembro de una mesa electoral, o convierta en particularmente dif?cil o penoso el ejercicio de tales funciones. La acreditaci?n de esta causa se efectuar? mediante certificado m?dico en el que se detallen las limitaciones que impidan o dificulten tal desempe?o.
      2. ? La condici?n de pensionista de incapacidad permanente total para una determinada profesi?n, siempre que los factores determinantes de la incapacidad concurran tambi?n por analog?a en el desarrollo de las funciones de miembro de la mesa electoral. La acreditaci?n de esta causa se efectuar? mediante certificado m?dico en el que se detallen las limitaciones que impidan o dificulten tal desempe?o.
      3. ? La situaci?n de riesgo durante el embarazo durante los primeros seis meses del mismo, declarada de acuerdo con el art?culo 134 LGSS, siempre que los factores de riesgo determinantes de la situaci?n concurran tambi?n por analog?a en el desarrollo de las funciones de miembro de la mesa electoral. La acreditaci?n de esta causa se efectuar? mediante certificado m?dico en el que se detallen las limitaciones que impidan o dificulten tal desempe?o.
      4. ? La previsi?n de intervenci?n quir?rgica o de pruebas cl?nicas relevantes en el d?a de la votaci?n, en los d?as inmediatamente anteriores, o en el d?a siguiente a aqu?lla, siempre que resulten inaplazables, bien por las consecuencias que pueda acarrear para la salud del interesado, bien por los perjuicios que pudiera ocasionar en la organizaci?n de los servicios sanitarios. Estas circunstancias deber?n ser acreditadas mediante los correspondientes informes o certificaciones de los facultativos y de los centros en que est? previsto realizar la intervenci?n o las pruebas.
      5. ? La pertenencia a confesiones o comunidades religiosas en las que el ideario o el r?gimen de clausura resulten contrarios o incompatibles con la participaci?n en una mesa electoral. El interesado deber? acreditar dicha pertenencia y, si no fuera conocido por notoriedad, deber? justificar los motivos de objeci?n o de incompatibilidad.
      6. ? El cambio de la residencia habitual a un lugar situado en otra Comunidad Aut?noma cuando, adem?s de dicha circunstancia, se justifique la dificultad de poder formar parte de una mesa electoral.

    B.- Causas relativas a las responsabilidades familiares del miembro designado de la mesa electoral.

    1. Deben entenderse como responsabilidades o razones familiares que en todo caso justifican, por s? solas, que el miembro designado de una mesa electoral sea relevado del desempe?o del cargo:
      1. ? La condici?n de madre, durante el per?odo de lactancia natural o artificial, hasta que el beb? cumpla nueve meses. La acreditaci?n podr? realizarse mediante fotocopia del libro de familia o certificaci?n del encargado del Registro Civil.
      2. ? El cuidado directo y continuo, por razones de guarda legal, de menores de ocho a?os o de personas con discapacidad f?sica, ps?quica o sensorial. Para su acreditaci?n podr? aportarse o bien copia del escrito en que se reconozca la reducci?n de jornada de trabajo prevista para tal finalidad en el art?culo 35.7 ET o en la normativa equivalente aplicable a los funcionarios p?blicos, o bien certificaci?n de las unidades responsables de los servicios sociales de la Comunidad Aut?noma o de la entidad local correspondiente.
      3. ? El cuidado directo y continuo de familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que por razones de edad, accidente o enfermedad, no pueda valerse por s? mismo. Para acreditar esta contingencia podr? aportarse o bien copia del escrito en que se reconozca la reducci?n de jornada de trabajo prevista para tal finalidad en el art?culo 35.7 ET o en la normativa equivalente aplicable a los funcionarios p?blicos, o bien certificaci?n de las unidades responsables de los servicios sociales de la Comunidad Aut?noma o de la entidad local correspondiente.
    2. Son causas familiares que pueden justificar, atendiendo a las circunstancias de cada caso, la excusa del miembro designado de una mesa electoral:
      1. ? La concurrencia el d?a de la elecci?n de eventos familiares de especial relevancia, que resulten inaplazables o en los que el aplazamiento provoque perjuicios econ?micos importantes, siempre que el interesado sea el protagonista o guarde con ?ste una relaci?n de parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad. En estos casos el interesado no solo deber? acreditar documentalmente la previsi?n de celebraci?n del evento sino tambi?n el car?cter inaplazable del mismo o los perjuicios econ?micos en caso de suspensi?n.
      2. ? La condici?n de madre o padre de menores de catorce a?os, cuando se acredite que el otro progenitor no puede ocuparse del menor durante la jornada electoral, careciendo adem?s el interesado de ascendientes o de otros hijos mayores que puedan hacerlo. Estas circunstancias deber?n acreditarse documentalmente.

    C.- Causas relativas a las responsabilidades profesionales del miembro designado de la mesa electoral.

    Pueden excusarse de la participaci?n en las mesas electorales por razones profesionales:

    1. Quienes durante el d?a de la votaci?n deban prestar sus servicios a las Juntas Electorales, a los Juzgados y a las Administraciones P?blicas que tengan encomendadas funciones electorales. En estos supuestos, la acreditaci?n consistir? en el informe de los responsables de los respectivos ?rganos donde se detallar?n las dificultades para sustituir al interesado en la jornada electoral. Se entienden incluidos en esta causa los notarios que deban realizar en la jornada electoral las funciones previstas en el art?culo 91.5  Ley Org?nica 5/1985, de 19 de junio, del R?gimen Electoral General.
    2. Quienes deban prestar durante la jornada electoral servicios esenciales de la comunidad de importancia vital, como los de car?cter m?dico, sanitario, de protecci?n civil, bomberos, etc?tera. En estos casos la justificaci?n consistir? en informe emitido por el responsable del servicio, en el que se detallar?n los motivos que impidan o hagan particularmente dif?cil la sustituci?n del interesado durante la jornada electoral.
    3. Los directores de medios de comunicaci?n de informaci?n general y los jefes de los servicios informativos que deban cubrir la jornada electoral.
    4. Los profesionales que deban participar en acontecimientos p?blicos a celebrar el d?a de la votaci?n, que est?n previstos con anterioridad a la convocatoria electoral, cuando el interesado no pueda ser sustituido y la no participaci?n del mismo obligue a suspender el acontecimiento, produciendo perjuicios econ?micos relevantes. Estas circunstancias deber?n acreditarse documentalmente.

    Conforme establece el art?culo 27.3 Ley Org?nica 5/1985, de 19 de junio, del R?gimen Electoral General corresponde a la Junta Electoral de Zona competente por raz?n de territorio aceptar o rechazar las causas alegadas para no ser miembro de una mesa electoral. La decisi?n de rechazo debe ser motivada, aunque sea de manera sucinta.

    La decisi?n de la Junta Electoral de Zona no es susceptible de recurso administrativo electoral. Contra la misma cabe interponer, en su caso, recurso contencioso-administrativo ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo correspondiente.

    M?s informaci?n: 

  • ?C?mo se constituye la mesa el d?a de las elecciones?

    El Presidente, los dos Vocales de cada Mesa Electoral y los respectivos suplentes, si los hubiera, se re?nen a las ocho horas del d?a de la celebraci?n de las elecciones en el local correspondiente.

    Si el Presidente no ha acudido, le sustituye su primer suplente. En caso de faltar tambi?n ?ste, le sustituye un segundo suplente, y si ?ste tampoco ha acudido, toma posesi?n como Presidente el primer Vocal, o el segundo Vocal, por este orden. Los Vocales que no han acudido o que toman posesi?n como Presidentes son sustituidos por sus suplentes.

    No puede constituirse la Mesa sin la presencia de un Presidente y dos Vocales. En el caso de que no pueda cumplirse este requisito, los miembros de la Mesa presentes, los suplentes que hubieran acudido o, en su defecto la autoridad gubernativa, extienden y suscriben una declaraci?n de los hechos acaecidos y la env?an por correo certificado a la Junta de Zona, a quien comunican tambi?n estas circunstancias telegr?fica o telef?nicamente.

    Las personas suplentes que, finalmente, no hayan tenido que actuar como miembros de la mesa electoral, y una vez constituida la misma, pueden abandonar el colegio electoral. En ese momento, desaparece toda responsabilidad jur?dica existente hasta entonces.

    La Junta designa, en tal caso, libremente a las personas que habr?n de constituir la Mesa Electoral, pudiendo incluso ordenar que forme parte de ella alguno de los electores que se encuentre presente en el local. En todo caso, la Junta informa al Ministerio Fiscal de lo sucedido para el esclarecimiento de la posible responsabilidad penal de los miembros de la Mesa o de sus suplentes que no comparecieron.

    Si pese a lo establecido en el p?rrafo anterior no pudiera constituirse la Mesa una hora despu?s de la legalmente establecida para el inicio de la votaci?n, las personas designadas en el p?rrafo tercero de este art?culo comunicar?n esta circunstancia a la Junta de Zona, que convocar? para nueva votaci?n en la Mesa, dentro de los dos d?as siguientes. Una copia de la convocatoria se fijar? inmediatamente en la puerta del local electoral y la Junta proceder? de oficio al nombramiento de los miembros de la nueva Mesa.

    La Presidencia de la mesa debe interrumpir la votaci?n en caso de darse cuenta de que faltan papeletas de alguna candidatura. El presidente debe comunicarlo por tel?fono a la Junta Electoral de Zona, que debe proveer de inmediato a la mesa con nuevas papeletas. La interrupci?n no puede durar m?s de una hora y la votaci?n se prorrogar? tanto tiempo como hubiera estado interrumpida.

    Igualmente puede producirse una suspensi?n de la votaci?n, bien por una interrupci?n superior a una hora bien por cualquier motivo que haga imposible el acto de votaci?n. Una vez suspendida la votaci?n en una mesa, la junta electoral debe convocar nuevas elecciones, que deben celebrarse en el plazo de 48 horas.

    Cada mesa electoral debe disponer, al menos, de los elementos siguientes:

    • Una urna por mesa electoral. Las urnas deben estar precintadas. En caso de que se deteriore o se estropee el precinto, el presidente de la mesa debe asegurarse de que la urna est? cerrada.
    • Una cabina.
    • Un n?mero suficiente de sobres y de papeletas de todas las candidaturas que se presenten a cada elecci?n.

    En caso de que faltara cualquiera de los elementos indicados en la hora se?alada para la constituci?n de la mesa, por la Presidencia de la Mesa se debe comunicar de inmediato por tel?fono a la Junta Electoral de Zona, para que pueda suministr?rselos.

    Cada mesa electoral debe disponer de la documentaci?n y de los impresos siguientes:

    • Dos ejemplares certificados de la lista del censo electoral correspondiente a la mesa. Uno debe exponerse en la entrada del local y el otro debe quedar a disposici?n de la mesa para que sus miembros puedan comprobar la inscripci?n de cada votante en el censo.
    • Modelos oficiales de actas: - acta de constituci?n de la mesa - actas de escrutinio - actas de la sesi?n
    • Lista numerada de votantes, donde deben anotarse los que emiten el voto.
    • Certificados de votaci?n, para los votantes que lo soliciten.
    • Talones de las credenciales los interventores que act?an en la mesa o que act?an en otra mesa perteneciendo al censo de esa mesa.
    • Tres sobres numerados del 1 al 3 y recibos de entrega de dichos sobres.
    • En el caso de que la mesa no disponga de alguno de estos elementos, el presidente debe comunicarlo de inmediato a la Junta Electoral de Zona, para que pueda proceder a su posterior env?o.

    M?s informaci?n: